Tel: 312 203 72 27

E-mail: alientodelcielo@yahoo.com

PREDICAS MES DE ABRIL DEL 1 AL 30 DE 2.010

Abril 25 de 2.010

 

LA ASTUCIA DE LOS GABAONITAS (DEL DIABLO)

Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

2 Co. 11:14 (Jos. 9)

 

INTRODUCCION

Satanás es un espíritu inmundo que está vencido y derrotado, nuestro Cristo, nuestro Jesús de Nazaret ya lo venció por nosotros y hoy nosotros lo vencemos en su nombre y por su sangre que derramo en la cruz; el tiene miedo, sabe que le queda muy poco tiempo.

Y es aquí donde nosotros como pueblo de Dios, tenemos que levantarnos a ganarle la pelea, no nos podemos quedar dormidos; el sea levantado a engañar y a destruir este mundo, en especial al pueblo cristiano, por esta razón tenemos que andar como mando el Maestro Mt. 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil, el sabe que un cristiano, llenos de la gloria de Dios, no podrá ser derrotado; pero cada uno de nosotros no puede descuidarse 1Co. 10:12-13 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 13No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar, tomaremos como ejemplo al gran Josué, que aunque fue un gran hombre de Dios, el día que se descuido, el diablo le metió un gol, miremos detenidamente este pasaje como nos ayuda hoy en día a cada uno de nosotros.

 

a-    Que Hace El Diablo Para Engañarnos

1-    Se fingieron embajadores, v. 4 “Usaron de astucia; pues fueron y se fingieron embajadores, y tomaron sacos viejos sobre sus asnos, y cueros viejos de vino, rotos y remendados.

Fingir: Dar a entender lo que no es, aparentar, simular, hacer como que.

Astucia: Sin escrúpulos, astuto, ardid, maña, estratagema, perfidia y marrullería.

2-    Se Disfraza, se hace pasar por otro, v. 4-5 “Usaron de astucia; pues fueron y se fingieron embajadores, y tomaron sacos viejos sobre sus asnos, y cueros viejos de vino, rotos y remendados, 5y zapatos viejos y recosidos en sus pies, con vestidos viejos sobre sí; y todo el pan que traían para el camino era seco y mohoso; el enemigo quiere pasar por un pobre, por un rico, por buena persona, por desplazado, aparentara ser cristiano, etc.

3-    Como Se Presenta:

a-    Con mentiras, v. 6 Y vinieron a Josué al campamento en Gilgal, y le dijeron a él y a los de Israel: Nosotros venimos de tierra muy lejana; haced, pues, ahora alianza con nosotros.

b-    Como pobrecitos, v. 12-13 Este nuestro pan lo tomamos caliente de nuestras casas para el camino el día que salimos para venir a vosotros; y helo aquí ahora ya seco y mohoso. 13Estos cueros de vino también los llenamos nuevos; helos aquí ya rotos; también estos nuestros vestidos y nuestros zapatos están ya viejos a causa de lo muy largo del camino.

c-    Quieren ser nuestros amigos, v. 11 Por lo cual nuestros ancianos y todos los moradores de nuestra tierra nos dijeron: Tomad en vuestras manos provisión para el camino, e id al encuentro de ellos, y decidles: Nosotros somos vuestros siervos; haced ahora alianza con nosotros.

Nota: Satanás es cobarde v. 24-25 Y ellos respondieron a Josué y dijeron: Como fue dado a entender a tus siervos que Jehová tu Dios había mandado a Moisés su siervo que os había de dar toda la tierra, y que había de destruir a todos los moradores de la tierra delante de vosotros, por esto temimos en gran manera por nuestras vidas a causa de vosotros, e hicimos esto. 25Ahora, pues, henos aquí en tu mano; lo que te pareciere bueno y recto hacer de nosotros, hazlo; y va a usar cualquier formato o estrategia para salirse con la suya.

 

b-   Porque Logra Engañarnos:

1-    Josué presto oído a sus lisonjas v. 9-10 Y ellos respondieron: Tus siervos han venido de tierra muy lejana, por causa del nombre de Jehová tu Dios; porque hemos oído su fama, y todo lo que hizo en Egipto, 10y todo lo que hizo a los dos reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán: a Sehón rey de Hesbón, y a Og rey de Basán, que estaba en Astarot.

Hay cosas que no, nos conviene oír, nos infla el orgullo, nos hace ver muy buenos.

2-    El enemigo insiste en la alianza, busca desesperadamente nuestra amistad, busca conquistarnos, v. 6 Y vinieron a Josué al campamento en Gilgal, y le dijeron a él y a los de Israel: Nosotros venimos de tierra muy lejana; haced, pues, ahora alianza con nosotros, v. 8ª Ellos respondieron a Josué: Nosotros somos tus siervos…, v. 11 Por lo cual nuestros ancianos y todos los moradores de nuestra tierra nos dijeron: Tomad en vuestras manos provisión para el camino, e id al encuentro de ellos, y decidles: Nosotros somos vuestros siervos; haced ahora alianza con nosotros y muchas veces esto nos lleva a confiar en los demás, sin buscar consejo de Dios, o de las cabezas de la iglesia.

3-    Fueron los gabaonitas muy astutos y los judíos con Josué y los príncipes a la cabeza de cada tribu muy confiados, aunque hubo un poco de desconfianza, pero no fue mucha, Ojo, Dios habla al corazón, estemos atentos, v. 7 Y los de Israel respondieron a los heveos: Quizás habitáis en medio de nosotros. ¿Cómo, pues, podremos hacer alianza con vosotros?, será que pudieron mas los halagos o la cara de pobrecitos.

 

c-    Consecuencias Por No Buscar o Depender De Dios

1-    Descubrir la verdad y pasar por tontos, v. 17 Y salieron los hijos de Israel, y al tercer día llegaron a las ciudades de ellos; y sus ciudades eran Gabaón, Cafira, Beerot y Quiriat-jearim.

2-    La consecuencia del pecado, vivir con él, v. 18-19 Y no los mataron los hijos de Israel, por cuanto los príncipes de la congregación les habían jurado por Jehová el Dios de Israel. Y toda la congregación murmuraba contra los príncipes. 19Mas todos los príncipes respondieron a toda la congregación: Nosotros les hemos jurado por Jehová Dios de Israel; por tanto, ahora no les podemos tocar.

3-    Los demás nos señalaran, v. 18b “…Y toda la congregación murmuraba contra los príncipes.

4-    Podemos reclamar enojarnos, o lo que sea, pero la culpa es nuestra, por no consultar con Dios, v. 22-23 Y llamándolos Josué, les habló diciendo: ¿Por qué nos habéis engañado, diciendo: Habitamos muy lejos de vosotros, siendo así que moráis en medio de nosotros? 23Ahora, pues, malditos sois, y no dejará de haber de entre vosotros siervos, y quien corte la leña y saque el agua para la casa de mi Dios.

 

CONCLUSIÓN:

Por lo que sea, vayamos a la presencia del Señor y consultemos con El, no importa la razón o el motivo, Dios siempre está dispuesto a oírnos, Sal. 1:1-3 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

Pr. 5:1 Hijo mío, está atento a mi sabiduría, y a mi inteligencia inclina tu oído. Pr. 4:13 Retén el consejo, no lo dejes; guárdalo, porque eso es tu vida”.

Pr. 8:33-35 Atended el consejo, y sed sabios, y no lo menospreciéis. 
34Bienaventurado el hombre que me escucha, velando a mis puertas cada día, Aguardando a los postes de mis puertas. 35Porque el que me halle, hallará la vida, y alcanzará el favor de Jehová
.

He. 6:17-18 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento; 
18para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros
.

 

 

Oramos al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

 

Roberto Peña A.

Pastor.

 

 

Abril 16 de 2.010

 

SANIDAD INTERIOR

 

ESCUCHANDO CONFESION DE PECADOS

Stgo. 5:16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho

Debemos confesar nuestros pecados a quienes hemos ofendido, hacerlo con todo el corazón y el Señor nos perdonara, esto traerá y nos impartirá la seguridad del perdón, debemos estar seguros y creer que el Señor ya nos perdono, El ya lo hizo, pero tenemos que recibirlo en el corazón.

Jn. 20:23 A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos, tenemos la facultad de impartir el perdón, no solo a los que nos ofenden, sino, también a aquellos que vienen a nosotros en el nombre de Jesucristo.

1Co. 12:26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan. Debemos compartir el dolor con los hermanos, cuando pecan, a veces a los pecadores los rechazamos como si fuéramos Dios, mientras si los recibe, no cierres tu mano, que al caído, el Señor lo recibe, lo levanta y lo restaura.

Confesar nuestros pecados y pedir perdón pone fin a nuestra soledad.

1Jn. 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Perdonar a aquellos que nos hirieron, sean culpables o no, Mt. 6:14-15 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas..

 

En este día con los asistentes a la reunión de los santos, hicimos el ejercicio de confesar y perdonar, con la guía del Espíritu Santo; todos recibimos una bendición tremenda, gloria a Dios, por esta enseñanza.

 

 

Abril 20 de 2.010

 

 

·                    ATANDO Y DESATANDO

Mt. 16:19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

Si echamos fuera demonios y no hacemos un buen trabajo con la carne, es decir, sino la sometemos a la obra del Espíritu Santo y renunciamos de corazón al pecado, toda obra de liberación se echara a perder fácilmente.

Este verso es poder, para cada uno de nosotros, es poder de Dios, para que lo aprovechemos y recibamos departe de Dios, todo su poder liberador y toda clase de bendición sobre nosotros, la iglesia, la familia, el trabajo, etc.

Mt. 12:43-45 Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo haya. 44Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. 45Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación.

 

Capitulo Tres

 

DOS ASPECTOS SOBRE LA TRANSFORMACION Y LA SANTIFICACION

Debemos aplicar el perdón por los pecados 1Jn. 1:7-9 “Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. 8Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

Cada aspecto de resentimiento, disimulo, venganza o amargura necesita ser lavado en la sangre de Cristo.

El cristiano en su formación espiritual se ha ido llenando de patrones y en algunos casos esos patrones o hábitos (practicas) del hombre viejo que después de ser hijo de Dios vuelven a salir a luz y es aquí donde a través del poder de la cruz (sacrificio de Jesús) y el don del dominio propio.

Debemos aceptar la muerte de Jesús en la cruz como nuestra propia muerte, donde ya debimos haber crucificado nuestra vieja naturaleza Col. 3:5-17 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; 6cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, 7en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. 8Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. 9No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 10y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos. 12Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 14Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. 15Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. 
16La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.
17Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él
, Ef. 4:22-29 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 
23y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. 25Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. 26Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27ni deis lugar al diablo. 28El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. 29Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes
, Ro. 6:11-14 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. 12No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 13ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. 14Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

 

TRAYENDO VIDA

Cada cristiano debe atraer vida para si mismo, ya Dios a través de Cristo nos proveyó vida y vida en abundancia, ahora nos corresponde a cada uno de nosotros atraer esa vida para si, al restaurar la verdadera identidad de cristiano, ósea, ser un cristiano de verdad, que Cristo se forme en cada uno de nosotros.

 

LA LUCHA POR LA AUTO-IMAGEN

Somos vulnerables a los ataques del acusador, cuando estamos demasiado ocupados en nosotros mismos; aun el hacer buenas obras puede centrarnos en nosotros mismos, esto se llama “síndrome de Nabucodonosor”, nuestro centro debe ser Cristo mismo, Mt. 6:1-3 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. 2Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 3Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha.

 

LA GLORIA DE LA IDENTIDAD DEL CRISTIANO

·                    Dios me edifica 1P. 2:5 vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

·                    Descanso en El He. 4:10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

·                    Dios me defiende Sal. 23 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
2En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. 3Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días
.

·                    Soy libres para hacer libres a otros Ga. 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

·                    Soy más que vencedor Ap. 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono, Fil. 3:20-21 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; 21el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

·                    Soy amado, soy su tesoro, en El puedo hacer todas las cosas Fil. 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

 

PERDONANDONOS A NOSOTROS MISMOS

Perdonando a Dios, El no es culpable de nada, perdonar es arrepentirnos de lo que hemos guardado en contra de El 2Co. 5:20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios; la necedad del hombre tuerce su camino y su corazón, se enoja contra Dios Prov. 19:3 La insensatez del hombre tuerce su camino, y luego contra Jehová se irrita su corazón.

 

DEBEMOS ORAR POR UN ESPIRITU, MENTE, CORAZON RENOVADOS

Por un nuevo corazón:

Ez. 36:26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

Ez. 11:19 Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne.

Sal. 51: 10-12 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. 11No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu. 12Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente.

 

Por una mente nueva

Ef. 4:17-18 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón.

Fil. 4:8 Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, 
Y dio dones a los hombres
.

Ro. 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

 

Todo esto requiere auto-disciplina, dominio propio Ro. 6:12-13 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 13ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.

 

 Oramos al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

 

Rosario y Roberto Peña A.

Pastores.

 

 

 

Abril 18 de 2.010

 

DIOS ESTA CON NOSOTROS

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

He. 13:8.

 

INTRODUCCION

La frase “Jesucristo es el mismo”, significa que no cambia, es el ancla segura de la fe y significa que los creyentes de hoy no deben sentirse satisfechos hasta que tengan la misma salvación, la misma comunión con Dios, el mismo bautismo en el Espíritu Santo y el mismo poder del reino que los creyentes de la época del Nuevo Testamento tuvieron y conocieron en su servicio a Dios por medio de Jesucristo; es más recordemos que en el Antiguo Testamento, también se movía Jesucristo, como el Ángel de Jehová, ya que El existe desde el principio, en el mismo Edén estuvo y durante todas las etapas del Antiguo Pacto, esto nos da pie para decir que: “Jesucristo es el mismo de ayer= desde Adán hasta ayer sábado; Hoy=a Hoy todo el día; mañana = a mañana y hasta que El venga”.

Tengamos en cuenta: Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Esto nos dice que Jesucristo lo hice ayer, lo hace hoy y lo hará mañana, ¿qué hará? Milagros, este es el tema de hoy, el hace hoy milagros, para cada uno de nosotros. Veamos lo que dice Nm. 21:4-9 “Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. 5Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. 6Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel. 7Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. 8Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía”.

Esto es conocido como el milagro de la serpiente y el asta de bronce.

v.4-5- Israel venia de una larga caminata, ya que tuvieron que rodear la tierra de Edom, porque estos no los dejaron pasar por su territorio y debido a esto el pueblo se desanimo, perdieron una vez más la esperanza, la fe en su caudillo y en su Dios y se levantaron a murmurar, a quejarse, contra Moisés y contra (lo más grave) Dios; dijeron lo que siempre dicen muchos hoy día, Dios no nos quiere, no nos ama, nos dejo tirados, esta sordo, yo no le importo, etc. Llamaron  al pan de Dios “liviano” ¡esto no tiene valor, no llena, no alimenta, es para bebes, no hay nada mejor! Fueron desagradecidos.

v.6- Dios es bueno y su voluntad es bendecirnos a todos lo que le buscamos con corazón sincero y los que dependemos de Él; pero El no nos va a obligar, tenemos un albedrio, ellos los judíos recibieron lo que confesaron con su boca, esto fue la consecuencia de su queja, el texto sagrado dice que el alma que pecare esta morirá y aquí vemos un claro ejemplo de la consecuencia del pecado, por esta razón, hoy nosotros debemos tener mucho cuidado con lo pensamos y con lo que hablamos, no sea que muramos.

v.7- Esto que hizo el pueblo es lo que hoy espera Dios que hagamos nosotros, aprendamos a reconocer el pecado, que hemos fallado, que Dios siempre tiene la razón, que la queja y la murmuración no llevan a nada bueno y solo conducen a la muerte.

Acerquémonos a los siervos del Señor y pidamos perdón y ayuda en oración o consejería, Dios solo quiere hoy bendecirnos.

Siempre habrá alguien dispuesto a orar por ti y por mí.

v.8-9- La solución llego, porque se levanto un hombre de Dios, a orar, la oración del justo puede mucho; Dios dio a Moisés el consejo y esto lo hizo a favor del pueblo y Dios prolongo la vida de todo aquel que miraba aquella serpiente de bronce levantada sobre el asta, porque el pueblo creyó al mensaje de Dios, y puso sus ojos en las cosas de arriba, hubo en ellos un acto de obediencia, hubo una acción y la fe es acción. No importa cuán lejos estuviera el mordido por la serpiente, siempre y cuando mirara en dirección de aquella hasta, donde estuviera recibiría de parte de Dios. Hoy ocurre lo mismo, no importa donde estemos y como estemos, si ponemos la mirada en las cosas de arriba Dios nos va a bendecir, ayudar, sanar, liberar, Jn. 3:14-15 “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Cristo estaba presente en ese momento para dar vida a los judíos, hoy Cristo también está presente para darnos vida a nosotros y hacer a favor de nosotros milagros, El fue levantado en el Calvario, no miremos hoy una cruz de palo o yeso o hierro o de lo que sea, mira a aquel que murió en la cruz El es el que da vida y la da en abundancia. He. 12:2 “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”.

Hoy quizás necesites un milagro, bueno, tenemos del lado nuestro al hacedor de los milagros, ponte en tus pies o rodillas y clama al hacedor de maravillas, que El hará.

 

Oramos al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

 

Roberto Peña A.

Pastor.

.

Abril 15 de 2.010

Capitulo dos

 

PORQUE NECESITAMOS SANIDAD Y TRANSFORMACION

 

·                    Si Has Nacido De Nuevo, Has Sido Hecho Perfecto, He. 10:10-14 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. 11Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; 12pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, 13de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; 14porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Al nacer de nuevo nacemos perfectos, no hablamos de la parte física, si no de la parte interior, y aunque cometamos errores o pecados, Dios a través de la sangre de Cristo nos ve perfectos, sin tacha; el hombre común podrá ver todos los errores y dificultades pero en Cristo cada día Dios nos ve mejores, y aptos para toda buena obra.

Recordemos que Dios nos trazo un camino por el cual debemos ir todos, ese camino tiene nombre propio “Cristo” y al caminar por él, El nos hace perfectos y santos.

Dios escogió a su Hijo perfecto, para hacer de nosotros hijos perfectos por medio de su Espíritu Santo.

 

·                    Necesitamos Sanidad Interior Para Sentarnos En Lugares Celestiales, Ef. 2:6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.

Que es estar sentados en lugares celestiales?

Es tomar o participar de todo lo que El vino a darnos, ser valiosos, ser ese tesoro para El, ser real sacerdocio, ser su amado(a); un claro ejemplo de esto es Juan el apóstol “amado”, el así mismo se llamaba amado por que él había recibido de parte del Señor lo que Él le estaba dando, un lugar especial, en un sitio especial, por esto él se sentía “el más amado”, este es un claro ejemplo para cada uno de nosotros, donde debemos estar sentados en lugar celestial con Cristo, lo cual es una honra para cada uno de nosotros. Todo estos regalos del Señor nos dan el poder de negarnos a ser heridos por los demás, no permitamos al diablo hacernos caer, Jesús dijo el príncipe de este mundo nada tiene en mi, repitamos nosotros lo mismo, Satanás nada tiene en nosotros. Amén.

 

·                    La Salvación Esta Lista Para Ser Revelada En Estos Últimos Tiempos, por esta razón debemos luchar para que nuestro corazón sea sanado de todas las heridas, para que en el momento del arrebatamiento no tengamos ningún problema y podamos ver y partir con todo el pueblo salvo, 1Jn. 3:2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es, 1P. 1:5 “Que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. La salvación en cualquier momento puede llegar a ocurrir, así que, amados, despojémonos de todo peso y pecado que nos asedia para irnos con el Señor.

 

·                    Necesitamos Interiorizar Lo Que Él Ha Hecho.

Nuestras vidas están escondidas en Cristo, Col. 3:3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios, Fil. 3:12 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús, cuando hablamos de interiorizar, hablamos de tomar para nosotros, con todo el corazón lo que El ya hizo por cada uno de nosotros, Pablo el apóstol, tomo para él, el sacrificio de Cristo y corrió la buena, el entendió que lo que Cristo hizo en la cruz era por él y para él y lo tomo, lo llevo a su interior por esta razón es el gran Pablo, pero nosotros también podemos con la ayuda de Cristo. Amén.

 

·                    Trayendo Los Viejos Patrones A Morir A La Cruz De Cristo

Todos nuestros viejos hábitos debemos tenerlos muertos, ¿Cómo? Por la muerte victoriosa de Cristo, ¿la razón de esta muerte? Es que estos viejos patrones que nos gobernaban de una u otra manera lo sigan haciendo más, y desaparezcan de nuestra vida completamente, Cristo ya lo hizo, el ya venció por nosotros en Calvario, ahora, vamos nosotros, apoyémonos en su victoria y vamos a vencer nuestros viejos patrones heredados y aprendidos por nosotros, pero que son un impedimento para buscar la gloria de Dios y nos roban bendiciones, Ro. 6:6 “Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado, 6:11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro y 6:14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia. Cuando le amenacen estos viejos hábitos, digámosle un rotundo “NO” y volvámonos por el camino de Cristo, vayamos a esa cruz y muramos con la ayuda del Señor apoyados en su gracia. La bendita gracia del Señor para cada uno de nosotros, amados, recibámosla con todo el corazón y vamos por esa victoria que ya es tuya y mía.

 

·                    Redimidos

En Cristo Jesús hemos sido redimidos, libertados de la consecuencia del pecado, Cristo pago el rescate por cada uno de nosotros, ósea, nos redimió; con su muerte en la crus Jesucristo nos compro y al comprarnos quedo cancelado el embargo que había en contra de nuestra vida. Por Cristo, usted y yo tenemos el poder de arrancar todo lo sembrado que hay en nosotros y que nos estorba delante de Dios.

 

·                    Santificados

El Espíritu Santo nos trae diariamente mas y mas muerte, ¿cual muerte? La de  nosotros mismos, debemos crucificarnos junta mente con Cristo como dijo el apóstol Pablo y así tendremos la verdadera vida de Dios en nosotros, nos asemejaremos cada día más a Él. 1Co. 15:31 Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero.

 

·                    Transformados

Dios convierte en gloria nuestras cenizas, en jardines nuestros desiertos y en fortalezas nuestras debilidades, Is. 51:1-3 Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis a Jehová. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados. 2Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué. 3Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanza y voces de canto, Ro. 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Sanidades completas en Cristo, al ser salvas tenemos derecho a una sanidad.

La salvación nos da la oportunidad de toda sanidad, interior y exterior, los malos pensamientos son una enfermedad, pensar que me va a pasar o mi familia le va a pasar algo malo, esto es una enfermedad mental, y Cristo nos sana también la mente, El, la renueva Fil. 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

 

·                    Salvación

Esta palabra significa integridad física o sanidad. El proceso de la sanidad comienza cuando recibimos a Jesús como Señor y Salvador, el cual comienza una obra salvífica en cada uno de nosotros, para que esto ocurra debemos abrirnos a Él, porque muchos lo reciben, pero siguen iguales, para que haya un cambio debemos abrirnos por completo a Él, con todo el corazón, entregarnos para que el Espíritu Santo pueda hacer esa obra completa, Fil. 1:6 “Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo, Fil. 3:12-15 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. 13Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 
14prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. 15Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios
, Col. 3: 9-10 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 
3:10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno
, He. 12:1-2 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 2puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios, debemos disponernos para ser vaciados de nosotros mismos y llenos de Él. Mt. 9:16 Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. Desafortunadamente nuestros padres sin querer nos dieron regalos viejos, una herencia corrupta, resabios, malas actitudes, etc. Pero para esto apareció Cristo para deshacer las obras del diablo, para hacer de nosotros odres nuevos, para echar vino nuevo.

 

·                    La Incredulidad En El Corazón.

Nuestro corazón debe ser convertido. Muchos llegan a los pies de Cristo, pero no de corazón, sino, haciendo una simple oración de fe, que ellos mismos no entienden y muchas veces no se hace de corazón, por esta razón el corazón de cada uno de nosotros debe convertirse He. 3:12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo, el doble animo nos lleva a apartarnos del Señor, debemos purificar nuestro corazón Ro. 10:9-10 “Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

¿Porque muchas veces hemos sido avergonzados? Porque a un el corazón no se ha convertido.

Cada practica pecaminosa de la vieja naturaleza es un área en la cual el corazón no es completamente creyente, ni se ha apropiado de las buenas noticias, de la muerte y resurrección de Jesucristo, las cuales ya han sucedido en los más profundos niveles del espíritu. 1Jn. 3:6,9 Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido”, “Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios, Mt. 13:24-30 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
25pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. 26Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. 27Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? 28El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? 29El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. 30Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero
.

 

·                    Pastoreando El Alma

Esto es llevar a morir la vieja naturaleza Ga. 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí, 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud, Ro. 6:11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro, Jn. 15:1-2 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

 

 

Oramos al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

 

Rosario y Roberto Peña A.

Pastores

 

 

Pastores Sharo y Roberto Peña
Pastores Sharo y Roberto Peña

Abril 13 de 2.010

 

SEMINARIO DE SANIDAD INTERIOR

Transformando la realidad con la verdad “de Dios”

 

Nuestra pastora Rosario “Sharo” estuvo recibiendo esta bendición en la primer semana del mes de abril en la ciudad de Cali, en la iglesia Cristiana Rey de Reyes, con el ministerio del pastor Michael Ellis y su ministerio “Nehemías Internacional” (n.m.i. nehemiah International School Of Ministry); y a partir de hoy comienza a dar esta bendición para todos los miembros de la Iglesia Cristiana Aliento del Cielo en Cartago, norte del Valle y a través de esta página web le compartimos un poco. Espero sea de mucha bendición para todos.

 

La sanidad del cristiano no sucede al pretender hacer funcionar correctamente algo que está roto; esta ocurre librándonos del poder de lo que está roto, entonces, esas cosas ya no nos gobiernan mas y aprendamos a confiar en que la justicia de Dios brilla en y a través de esas cosas estropeadas.

 

La Palabra

Las leyes fundamentales de Dios están escritas en el universo y afectan nuestra vida de la misma manera como lo hace la ley de la gravedad. Todos estamos sujetos a estas leyes, creamos en ellas o no. Cuando las transgredimos ponemos en movimiento fuerzas que tendrán que ser cosechadas por causa de la ley que es simple, absoluta e impersonal. En la edad adulta, nuestra manera pecaminosa de responder a las heridas que empezamos a desarrollar tempranamente a partir del desarrollo de patrones de conducta, nos hará cosechar justamente aquellas cosas que odiamos.

Cosechamos de lo mismo que sembramos. Juzgamos y hacemos lo mismo. En el área en la que honramos o afrentamos así mismo nos irá en la vida. El dolor que cosechamos a menudo parece fuera de toda proporción con el daño que hicimos pero la Escritura claramente establece la ley del incremento (multiplicación), alabemos a Dios por su provisión para nuestra sanidad y salvación mediante la victoria de Cristo en la cruz.

 

Nota: Usted debe entender amado hermano que solo estamos dando los puntos clave o básicos, la explicación de los mismos no se anota, la misma es extensa, oramos a Dios para que el Señor te de revelación.

 

CUATRO LEYES BÁSICAS

1-    Honrar/deshonrar a padres. Dt. 5:16 Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.

Juzgando y siendo juzgados Mt. 7:1-2 No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido”.

 

2-    Sembrando/cosechando. Ga. 6:7-8 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 
8Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna”.

 

3-    Hacemos lo que hemos juzgado en otros Ro. 2:1-16 Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. 2Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad. 3¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios? 4¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento? 5Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras:7vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, 8pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;9tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego, 10pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego; 11porque no hay acepción de personas para con Dios.12Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados; 13porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados. 14Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, 15mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, 
16en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio
.

 

4-    Agregar el principio de la multiplicación. Os. 8:7 Porque sembraron viento, y torbellino segarán; no tendrán mies, ni su espiga hará harina; y si la hiciere, extraños la comerán, Stgo. 1:15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

 

LAS LEYES DE DIOS SON IGUALMENTE NATURALES Y ESPIRITUALES

Naturales:

En lo físico, “para cada acción, hay una reacción opuesta de igual naturaleza”. En algebra y química, “cada ecuación/formula química debe ir balanceada”.

Espirituales:

“No juzgues para que no seas juzgado” Mt. 7:1-2.

Todo lo que el hombre siembre, eso mismo cosechara”. Ga. 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”.

 

CRISTO HA REALIZADO NUESTRA SALVACIÓN Y PERFECCIÓN.

En todo caso, nuestra naturaleza carnal, muerta en la cruz, rechaza quedarse muerta y resurge a la vida, He. 12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados”.

 

Oramos al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

 

 

Rosario y Roberto Peña A.

Pastores

 

Abril 11 de 2.010

 

ESTAMOS EN SUS MANOS

Porque ahora he elegido y santificado esta casa, para que esté en ella mi nombre para siempre; y mis ojos y mi corazón estarán ahí para siempre.

2 Crónicas 7:16

 

INTRODUCCION

Esta promesa era únicamente para el pueblo judío, el pueblo escogido por Dios, pero ellos hicieron a Dios a un lado y por esta razón ahora esta promesa es para cada uno de nosotros; la Biblia nos lo muestra de esa manera, veamos lo que ella dice en cuanto al rechazo de los judíos por Jesús: Jn. 1:11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron, Ga. 3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús, estos pasajes junto con Jn. 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, 1P. 3:9b “…sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición, Ro. 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados, Ga. 4:7 Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo, y Ga. 3:29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa., nos dicen claramente que nosotros somos ese pueblo, esa casa (somos templo del Espíritu Santo), donde Dios ha puesto sus ojos, ahora bien, ¿para que ha puesto Dios sus ojos sobre cada uno de nosotros?:

 

1-    PARA ELEGIRNOS:

La palabra elegir viene del hebreo. Bajar y significa examinar, escoger, seleccionar, preferir; y del griego ekloge que significa sacar de entre, seleccionar (como Saulo, como los mismos judíos escogidos de en medio de tantos pueblos en el mundo).

Dios puso sus ojos en el mundo para elegirnos a nosotros por encima de todo tipo y clase de personas; nos escogió por gracia.

 

2-    PARA SANTIFICARNOS:

O consagrarnos para El; del hebreo qadash que significa santificar, hacer santos, santuario, brillar, hacer sagrado; y del griego jagiasmos, que significa santificación, separar para Dios, y se hace de parte de Dios para con el hombre, por medio del Espíritu Santo; por estas razones todos los llamados cristianos deben ser “santos”; por esta grandísima razón cada uno de nosotros debemos vivir de una manera diferente, Dios nos aparta para El.

No olvidemos que somos el Templo del Espíritu Santo y somos llamados para usos honrosos Ex. 29:21 “Y con la sangre que estará sobre el altar, y el aceite de la unción, rociarás sobre Aarón, sobre sus vestiduras, sobre sus hijos, y sobre las vestiduras de éstos; y él será santificado, y sus vestiduras, y sus hijos, y las vestiduras de sus hijos con él”.

Dentro de esta promesa de Crónicas encontramos tres cosas más, que son de mucha importancia para nosotros los cristianos, ya vimos que Dios nos Eligio y Santifico, pero ahora veamos para que lo hizo:

 

1-    PARA PONER SU NOMBRE EN NOSOTROS

Esto significa que somos propiedad de Dios y que su Espíritu Santo esta sobre y dentro de cada uno de nosotros, que somos su pueblo 1Co. 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios, Hch. 20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre, Dt. 4:20 Pero a vosotros Jehová os tomó, y os ha sacado del horno de hierro, de Egipto, para que seáis el pueblo de su heredad como en este día, 14:2 Porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo único de entre todos los pueblos que están sobre la tierra, Tito 2:14 “Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras, 1P. 2:9-10 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 10vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.. Cristo fue dado por Dios, para salvar la humanidad y Dios le dio un nombre que fue y es sobre todo nombre Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”.

 

2-    PARA CUIDARNOS

“… Y mis ojos…” 1P. 5:7 “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”; Dios quiere cuidar de cada uno de nosotros, por esto nos dio su Palabra y profecías, para que oigamos y obedezcamos; no dejemos caer su Palabra por tierra, atesorémosla para nosotros Sal. 37:5 Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará, 55:22 Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo, Lc. 12:11 Cuando os trajeren a las sinagogas, y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir, Fil. 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, He. 13:5-6 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; 6de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.

 

3-    PARA AMARNOS

“…y mi corazón…”. Dios ama a toda su creación, pero de en medio de ella, ama a unos mas, ¿a quién ama Dios? Dios ama a los que son llamados para poner su nombre sobre ellos, a los que se dejan pastorear, a los que se dejan amar, ósea, a los que han confesado a Jesús como Señor y Salvador de sus vidas. Ex. 20:6 “Y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos, Pr. 3:12 Porque Jehová al que ama castiga,
Como el padre al hijo a quien quiere. Porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere
, 8:17 Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me buscan, Jer. 31:3 Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia, Jn. 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él y 16:27 “Pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios. .

 

  

Oro al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

  

Roberto Peña Arias

Pastor

 

 

 

 

Abril 7 de 2.010

 

EL CARÁCTER DE JESUCRISTO

Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. 
14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. 
15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
16 De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió. 
17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis

JUAN 13:13-17

5- El Señor Jesús fue un hombre FIEL, fiel en todo, al Padre, a la doctrina, a su llamado, al pueblo, fue tan fiel que cumplió con su llamado a cabalidad, hasta la muerte, El se entrego con todo.

Is. 11:5 Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura”.

Jn. 17:4 Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese”.

He. 2:17 Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo”.

He. 3:2 “El cual es fiel al que le constituyó, como también lo fue Moisés en toda la casa de Dios”.

 

 

6- El Señor Jesús mostro ser un hombre Humilde, de corazón (no hablamos de pobreza económica) hablamos de su interior, lo que había en su corazón como hombre aquí en la tierra, como El ponía la otra mejilla sin importar nada, como servía, y como se dio por nosotros.

Zac. 9:9 Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna”.

Mt. 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”.

Mt. 20:28 “Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”.

Lc. 22:27: Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve”.

Jn. 13:14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros”.

 

 

 

 

Oro al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

 

Roberto Peña Arias

Pastor

 

Abril 1 de 2.010

 

EL CARÁCTER DE JESUCRISTO

Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. 
14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. 15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
16 De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió. 17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis

JUAN 13:13-17

 

INTRODUCCION

La palabra carácter significa: condición de una persona o cosa, rasgo distintivo, modo de ser de una persona, energía, elevación de ánimo, genio de una persona, expresión personal, originalidad, señal espiritual y dignidad.

v. 13 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
Este es un tópico acerca del Carácter de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, creo que nos demoraríamos mucho tiempo estudiando su carácter, solo tocaremos unos cuantos ejemplos de lo que El quiere que seamos, porque El es nuestro ejemplo a seguir, no miremos a nuestro alrededor, miremos arriba, de donde desciende la gracia y el poder sobre cada uno de nosotros; donde está El Perfecto, al que debemos imitar como hijos amados.

 

NOTA

EL PUNTO No UNO LO ENCUENTRA EN MARZO 23 DE 2.010

 

2- Jesucristo fue una persona que AMABA, vivía AMANDO al prójimo y esto nos lo enseña para que hagamos lo mismo. Esto era parte de su carácter.

 

Jn. 13:1 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.

Jn. 13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.

Jn. 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Jn. 15:12-13 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. 13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. 

Ga. 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 

Ef. 5:2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó así mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

Ef. 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.

1 Jn. 3:16 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

 

 

Oro al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

Roberto Peña Arias

Pastor

 

 

 

Abril 1 de 2.010

 

EL CARÁCTER DE JESUCRISTO

Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. 
14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. 
15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis. 16De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió. 17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis

JUAN 13:13-17

3- Jesucristo fue un hombre asiduo en la ORACION secreta, este debe ser también parte de nuestro carácter, como creyentes.

Mt. 14:23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.

Mr. 1:35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Mr. 6:46 Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar.

Lc. 4:42 Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto; y la gente le buscaba, y llegando a donde estaba, le detenían para que no se fuera de ellos.

Lc. 5:16 Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.

Lc. 6:12 En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios.

Lc. 9:28 Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar.

 

 

 

4- Jesucristo era BENEFICO, ósea, hacia buenas obras a quien fuera, donde fuera y a la hora que fuera, El se dio al pueblo de una manera gloriosa y ejemplar, lo cual debemos hacer hoy nosotros también, darnos al pueblo que estamos pastoreando.

 

Hch. 10:38 “Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Mt. 4:23 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Mt. 8:7 Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.

Mt. 8:16 Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos.

Mt. 9:35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Mt. 12:15 Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos

Mt. 14:14 Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.

Mt. 15:30 Y se le acercó mucha gente que traía consigo a cojos, ciegos, mudos, mancos, y otros muchos enfermos; y los pusieron a los pies de Jesús, y los sanó.

Mr. 1:41 Y Jesús, teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, sé limpio.

Lc. 22:51 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Basta ya; dejad. Y tocando su oreja, le sanó. 

Jn. 10:32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis?

 

 

Oro al Señor Dios Todopoderoso, para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio. Amén.

 

Roberto Peña Arias

Pastor