Tel: 312 203 72 27

E-mail: alientodelcielo@yahoo.com

PREDICAS DEL MES DE MAYO DEL 1 AL 31

Mayo 30 de 2.010

 

 

EL UNICO Y VERDADERO REY

Jehová estableció en los cielos su trono, Y su reino domina sobre todos. 20Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, Obedeciendo a la voz de su precepto. 21Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos, Ministros suyos, que hacéis su voluntad. 22Bendecid a Jehová, vosotras todas sus obras, En todos los lugares de su señorío. Bendice, alma mía, a Jehová

Salmo 103: 19-22

 

INTRODUCCION

El propósito de Dios, cuando El puso al hombre sobre la tierra, era el de tener a todos los hombres del mundo entero como su pueblo, donde el Reinara, Dios no quería esclavos, ni siervos, El quería y quiere un pueblo que le adore, le alabe, exalte y glorifique con todo el corazón, mente y fuerzas, pero el hombre desafortunadamente se salió de la voluntad divina y trazo sus propios caminos que lo llevaron a vivir bajo la influencia de Satanás.

La biblia presenta a Dios como Rey que usa su infinito poder para el bien de los suyos Sal. 5:3 “”, Sal. 10:16 “”, 1Tm. 6:15 “”. Jesucristo el Hijo de Dios también recibe este título Jn. 18:33-37 “”, Ap. 19:16 “”.

Solo Dios y su Cristo son verdaderos Reyes y verdaderos gobernantes (un reino Teocrático).

Para el mundo antiguo y moderno, incluyendo a los judíos existe hoy día la posibilidad de escoger un gobernante (democracia); esto nació para los judíos en la época del profeta Samuel 1S. 8:4-9 “”. El pueblo pidió un rey y Dios les dio un rey, pero también les mostro y quedo escrito lo que sucedería con el rey (y con todos los reyes de ahora en adelante) y lo que pasaría con el pueblo y con todos los pueblos de ahora en adelante, no olvidemos que los pueblos que rodeaban a Israel, ellos tenían un sistema de gobierno democrático, Israel se contamino y pidieron rey humano como los otros pueblos. Con base en esto miremos dos puntos:

1-      Que haría el rey con el pueblo, 1S. 8: 10-18.

a-      Pondrá a sus hijos de soldados y de esclavos, v.11-12.

b-      Disfrutara de buena mesa a costilla del pueblo.

c-      Mucho ejercito para la guerra, el pueblo quedaría sin sus jóvenes.

d-      Tendrá muchas cortesanas y favoritas a las cuales enriquecerá con los bienes del pueblo. V. 13-14.

e-      Mantendrá copiosos ingresos para mantener su pompa y poder, tomara el diezmo para sí, v. 15 y 17.

Conclusión: Y cuando el pueblo se dé cuenta de la injusticia y se canse de su gobernador, oraran a Dios y Dios no oirá, v. 18.

 

2-      Hoy como aquellos judíos elegimos presidente, que tiene que hacer la iglesia evangélica respeto a esto, 1Tm. 2:1-6 “”.

Además de orar tenemos el deber de votar. Si usted no lo hace, no ejerce su derecho como ciudadano, el día de mañana no se puede quejar del gobierno, ni decir nada de quien gane las elecciones.

Cuando el apóstol Pablo pide oración a la iglesia, en ese momento de la historia era gobernador Nerón, un mal rey. Hoy no nos importe quien está en la casa de Nariño o va a estar mañana, nuestro deber es orar, pedir, interceder y dar acciones de gracias delante de Dios. Porque hay que hacerlo v. 2 “” y por que mas v. 3 “”, que quiere Dios con esto v. 4 “” y porque, porque Dios quiere mostrarnos a todos los hombres que solo Él y nada más que El es Rey de reyes y Señor de señores, v. 5-6 “”.

 

Conclusión:

Solo nos corresponde orar y ejercer nuestro derecho a votar, pidamos a Dios que gane el que El quiere que gane. Padre tendamos gracias en el nombre de Jesús y en esta hora como iglesia venimos delante de tu altar a pedir por nuestro hermoso país y por sus gobernantes…

 

 

 

 

Mayo 23 de 2.010

 

 

MIS RESPONSABILIDADES COMO CREYENTE

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

Col: 3:15

 

INTRODUCCION

Ser miembro de la familia de la iglesia significa tener, tanto responsabilidades como privilegios. Hablamos de cinco (5) metas a las cuales tenemos que llegar en nuestra vida como creyentes, y a esto lo llamaremos  “MIS RESPONSABILIDADES COMO CREYENTE”, las cuales son:

 

1-      DIOS DESEA QUE SEA UN MIEMBRO DE SU FAMILIA. (Comunión)

Jn. 1:12 “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. La Biblia es muy clara al decir que seguir a Cristo no solo es una cuestión de creer, sino que también incluye el concepto de pertenecer. La vida cristiana no es una obra de teatro que puede representar un solo actor. Hemos sido diseñados para vivir relacionados unos con otros 1 P. 1:3 “Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos”. Dios nos ha dado la iglesia como una familia espiritual para nuestro beneficio Ef. 2:19 “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios”.

 

2-      DIOS DESEA QUE SEA UN MODELO DE SU CARÁCTER. (Discipulado).

Jn 13:15 “Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”. Dios desea que cada creyente hasta convertirse en alguien con el carácter parecido al de Cristo. Ser parecido a Cristo es la definición bíblica de “madurez espiritual”. Jesucristo deja un modelo establecido para que lo sigamos 1 P 2:21 “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas”. El apóstol Pablo entendió, esto, lo vivió y lo enseño a Timoteo y hoy el Espíritu Santo nos lo enseña a nosotros 1 Tm. 4:12 “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”.

Ser ejemplo en: Palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La madurez no se mide por lo que uno aprende o sabe, sino por la forma en que uno vive. Es posible saber mucho de la Biblia y al mismo tiempo ser inmaduro.

 

3-      DIOS DESEA QUE SEA UN MINISTRO DE SU GRACIA. (Ministrar).

1P 4:10 “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”. Dios espera que usemos los dones, talentos y las oportunidades que El nos da para beneficiar a otros, muchos piden dones pero ¿para qué? 1Co. 14:12 “Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia”. Dios pretende que cada creyente tenga un ministerio; cuando alguien se convierte deberíamos decirle “Cuando Le Dan Su Vida A Cristo Están Firmando Un Contrato Para Ministrar En Su Nombre Por El Resto De Sus Vidas Ef. 2:10 “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. Porque irrevocables son los dones y el llamamiento Ro. 11:29 “Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios”. 

 

4-      DIOS DESEA QUE SEA UN MENSAJERO DE SU AMOR. (Evangelismo).

Mt. 24:12 “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará”. Esta es una función de cada creyente, ser mensajeros de AMOR de buenas nuevas 2Co. 5:19-20 “Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”. Esta es una responsabilidad importante de cada cristiano Jn 13:35 “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”, Ro. 5:8 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. ¿Nos duele que se pierdan las almas? Qué bueno sería convertirse a Cristo e inmediatamente ser arrebatado al cielo y ser librado del dolor, la enfermedad, etc. Halla en el cielo adoraríamos a Dios, tendríamos verdadera comunión, orar, cantar, etc. Pero haya en el cielo hay dos cosas que no podríamos hacer, pero si las podemos hacer en la tierra: una seria pecar y dos testificar de Cristo, lo cual El nos lo encargo de que lo hiciéramos aquí en la tierra; tenemos una misión y esta es hablar de Cristo. Hagámoslo.

 

5-      DIOS DESEA QUE MAGNIFIQUE SU NOMBRE. (Adoracion).

Sal. 34:3 “Engrandeced a Jehová conmigo, y exaltemos a una su nombre”.

Dt. 32:3 “Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro Dios”. Esta es una responsabilidad muy personal y es la de ADORAR a Dios, sin importar como estemos Job 1:21 “Y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito”. El primer mandamiento dice Ex. 20:3 “No tendrás dioses ajenos delante de mí”. En cada persona existe una fuerza innata para adorar. Sino adoramos a Dios, encontraremos alguna otra cosa que adorar, ya sea el trabajo, la familia, el dinero, el deporte o inclusive a nosotros mismos. No olvidemos que solo debemos adorar a Dios. Sal. 22:27 “Se acordarán, y se volverán a Jehová todos los confines de la tierra, Y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti”.

Sal. 66:4 “Toda la tierra te adorará, y cantará a ti; cantarán a tu nombre”.

Sal. 86:9 “Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, y glorificarán tu nombre”.

 

Conclusión:

La iglesia cristiana evangélica debe proporcionarle cosas a la gente que en ninguna otra parte encontrara.

La ADORACION ayuda a las personas a concentrarse en Dios; la COMUNION las ayuda a hacer frente a los problemas de la vida; el DISCIPULADO fortalece su fe; el MINISTRAR les ayuda a encontrar sus talentos; y el EVANGELISMO les ayuda a cumplir con su misión.

 

 

 

Mayo 16 de 2.01

 

PERDON, LIBERACION Y SANIDAD

Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos;
17para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias.

Mt. 8:16-17

INTRODUCCIÓN

La voluntad de Dios es que su iglesia, sea sanada, que todos disfrutemos del regalo de la salud, que ya nos dio a través de Cristo, en el Calvario; pero Satanás sea parado en medio y ha traído el pecado y las ataduras al pueblo de Dios, para enfermarlo y no dejarlo progresar.

La ciencia médica examina las causas de le enfermedad y las dolencias en términos psicológicos y psicosomáticos; pero la Palabra de Dios presenta las causas espirituales como el problema implícito o fundamental; el pecado afecta la constitución física y espiritual del hombre Jn. 5: 5, 14 “5Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 14Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor ”; y Satanás hace su parte, Hch. 10:38 “cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”, Mr. 9:17, 20 y 25 “Y respondiendo uno de la multitud, dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo. 20Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos. 25Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él”; este es el ejemplo bíblico para que aprendamos que la enfermedad viene por el pecado cometido y Satanás trae la cosecha, que es la consecuencia nuestra por el pecado realizado o cometido.

Pero Dios ha dado la provisión por medio de la redención, para el Pecado Dios provee Perdón; para la Muerte Dios provee Vida eterna y Resurrección; para la Enfermedad Dios provee la Sanidad, Sal. 103:1-5 “Bendice, alma mía, a Jehová,
Y bendiga todo mi ser su santo nombre. 2Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.3El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; 4El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias; 5El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila
”, Is. 53:4-5 “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”.

 

Que hacer:

Podemos hacer lo siguiente para hallar gracia y el oportuno socorro de parte de Dios, ya que nosotros mismos provocamos la mala situación por la que a veces a travesamos, todos nuestros pecados van a tener unas consecuencias, lo que el hombre siembra eso va a cosechar.

Reconocer en el corazón que hemos pecado y pedir perdón y liberación, que Dios tenga misericordia de cada uno de nosotros, miremos como en el pueblo judío, hombres y mujeres que caminaban con Dios pecaban y venia la enfermedad sobre ellos, como consecuencia por su pecado, Nm. 12:10-15 “Y la nube se apartó del tabernáculo, y he aquí que María estaba leprosa como la nieve; y miró Aarón a María, y he aquí que estaba leprosa. 11Y dijo Aarón a Moisés: ¡Ah! señor mío, no pongas ahora sobre nosotros este pecado; porque locamente hemos actuado, y hemos pecado. 12No quede ella ahora como el que nace muerto, que al salir del vientre de su madre, tiene ya medio consumida su carne. 13Entonces Moisés clamó a Jehová, diciendo: Te ruego, oh Dios, que la sanes ahora. 14Respondió Jehová a Moisés: Pues si su padre hubiera escupido en su rostro, ¿no se avergonzaría por siete días? Sea echada fuera del campamento por siete días, y después volverá a la congregación. 15Así María fue echada del campamento siete días; y el pueblo no pasó adelante hasta que se reunió María con ellos”; Dios siempre sabe todo lo que decimos, a Él no podemos engañarlo Dt. 32:39 “Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano” (la siembra), 1R. 13:4-6 “Cuando el rey Jeroboam oyó la palabra del varón de Dios, que había clamado contra el altar de Bet-el, extendiendo su mano desde el altar, dijo: ¡Prendedle! Mas la mano que había extendido contra él, se le secó, y no la pudo enderezar. 5Y el altar se rompió, y se derramó la ceniza del altar, conforme a la señal que el varón de Dios había dado por palabra de Jehová. 6Entonces respondiendo el rey, dijo al varón de Dios: Te pido que ruegues ante la presencia de Jehová tu Dios, y ores por mí, para que mi mano”, 2R. 20:1-5 “En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. 2Entonces él volvió su rostro a la pared, y oró a Jehová y dijo: 3Te ruego, oh Jehová, te ruego que hagas memoria de que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro. 4Y antes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo: 5Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová”, 2Cr. 7:14 “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.

Interceder unos por otros por perdón y liberación 2Cr. 30:18-20 “Porque una gran multitud del pueblo de Efraín y Manasés, y de Isacar y Zabulón, no se habían purificado, y comieron la pascua no conforme a lo que está escrito. Mas Ezequías oró por ellos, diciendo: Jehová, que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha preparado su corazón para buscar a Dios, 19a Jehová el Dios de sus padres, aunque no esté purificado según los ritos de purificación del santuario. 20Y oyó Jehová a Ezequías, y sanó al pueblo” y Dios provee sanidad Mt. 4:23-24 “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 24Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó”.

Mt. 8:16-17 “Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos;
17para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias
”.

Mr. 6:12-13 “Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen. 
13Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban
”.

 

Gloria sea al Rey de reyes, gracias, por TU bendita Palabra.

Oramos a Dios para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio.

 

Pastores:

Rosario y Roberto Peña

I.C.A.D.C.

 

 

Mayo 2 de 2.010

 

LOS PROPOSITOS DE LA IGLESIA

Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 

1 Corintios 1:10

 

INTRODUCCION

La voluntad del Señor Jesucristo, era conformar su iglesia y en donde esta debía tener un mismo idioma, unidos en una misma mente y unidos en un mismo parecer; en otras palabras el apóstol Pablo hablaba a la iglesia de Corinto que:

“se pongan todos de acuerdo y que haya divisiones; todo lo contario, que vivan unidos, poniéndose de acuerdo en lo que piensan”.

Esto es lo que debe suceder en la iglesia de Cristo hoy en día, en la iglesia Aliento Del Cielo todos debemos estar unidos, “somos la familia de Dios”, hermanos los unos de los otros.

El Señor Jesucristo en el Nuevo Testamento dejo propósitos claros para la iglesia naciente y para todas las de hoy en día y es así como al estudiar el “ministerio” de Cristo sobre la tierra, al considerar los recuadros y nombres de la iglesia del Nuevo Testamento y estudiando sus ejemplos en la obediencia a los mandamientos de Jesucristo hemos descubierto “Cinco Tareas” dadas por El, a su iglesia, a su pueblo, a su cuerpo, a nosotros; y esto es el tema de hoy.

 

 

 

Primer Tarea

AMAR AL SEÑOR CON TODO NUESTRO CORAZÓN

Mt. 4:10 “…Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás”.

La palabra que describe esta tarea es ADORACION. La iglesia existe para adorar a Dios. ¿Cómo demostramos que amamos a Dios con todo el corazón? ¡Adorándole!.

No importa si estamos solos, o con un grupo de miles de personas; cuando le expresamos nuestro amor a Dios, lo estamos adorando y Jesús nos enseño a hacerlo por medio de un mandamiento, el más grande Mt. 22:37-38 “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38Este es el primero y grande mandamiento”.

A través de toda la Palabra de Dios se nos manda a celebrar la presencia de Dios glorificando y magnificando al Señor y exaltando su nombre Sal. 34:1-3 “Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca. 2En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los mansos, y se alegrarán. 3Engrandeced a Jehová conmigo, Y exaltemos a una su nombre”. No debemos adorar por obligación, debemos hacerlo porque lo deseamos. Debemos disfrutar la posibilidad de expresarle nuestro amor a Dios.

 

Segunda Tarea

AMA A TU PROJIMO COMO A TI MISMO

Mt. 22:39 “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

La palabra que utilizamos para describir este propósito es “MINISTERIO”. La iglesia existe para ministrar a la gente. El ministerio es demostrar el amor de Dios a otros, satisfaciendo sus necesidades y sanando sus heridas en el nombre de Jesús.

Cada vez que se acerca a otros en amor, usted los está ministrando. La iglesia debe ministrar toda clase de necesidades: espirituales, emocionales, racionales y físicas (sanidad). Jesucristo dijo que hasta un vaso de agua fría dado en su nombre, no quedaría sin recompensa.

Ef. 4:12 “A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”, esta es una labor de la iglesia “perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”.

Ro. 13:8-10 “No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. 9Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor, si usted recibe y recibe y no hace nada, no está poniendo la Palabra por obra, usted está en remojo, y como no hace nada se pone agrio. Ga. 5:14 “Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, Jn. 13:13-15 “Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. 14Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros.  15Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”.

 

SEGUNDA PARTE:

Mayo 9 de 2.010

 

LOS PROPOSITOS DE LA IGLESIA

Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 

1 Corintios 1:10

 

Tercer Tarea

ID Y HACED DISCIPULOS

Mt. 28:19 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones…”.

A este propósito lo identificamos con la palabra EVANGELISMO; la iglesia existe para comunicar la Palabra de Dios. Somos embajadores de Cristo y nuestra misión es evangelizar al mundo, 2Co. 5:20 “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”.

La palabra “ID” es del verbo ir, conjugado en presente continuo y podría leerse así: “mientras ustedes están yendo, vayan haciendo discípulos”. Esta es la responsabilidad de todo cristiano “compartir las buenas nuevas”, debemos hablarle a todo el mundo de:

  1. la Venida de Cristo a la tierra.
  2. De su muerte en la cruz.
  3. De su resurreccion entre los muertos.
  4. Y de su promesa de regresar.

Algún día daremos cuenta al Señor, si lo hicimos o no.

Esta tarea Cristo le dio tanta importancia que en cada evangelio quedo escrito el mandato, y aun en el libro histórico de Hecho se repite:

Mt. 28:19-20 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”.

Mr. 16:15 “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.

Lc. 24:47 “Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén”.

Jn. 20:21 “Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío”.

Hch. 1:8 “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”.

Antes de que la iglesia evangélica, existiera, ya estaba el mandato departe del Señor.

Evangelizar, aunque es nuestra responsabilidad; es más un gran privilegio; integremos a otros a la familia de Dios.

Se nos ha dado el evangelio de la vida y de la salud, compartamos esta noticia, la cual es la noticia más grande de todas. Dios quiere que la gente se salve y esto depende de nosotros.

 

Cuarta Tarea

BAUTIZANDOLOS

Mt. 28:19b “…bautizándolos en el nombre…”.

En el texto griego de la gran comisión hay tres verbos en presente continuo:

Yendo, bautizando y enseñado, estos tres verbos hacen parte del gran mandamiento “haced discípulos” y son elementos esenciales del discipulado.

Al bautismo se le ha llamado rudimento, pero Jesucristo le da tanta importancia como al evangelismo; este es tan importante porque es obediencia y es un paso que el cristiano da para tener comunión unos con otros, ósea, es la identificación del cuerpo de Cristo Ro. 6:3-5 “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. 5Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección”.

Como cristianos somos llamados a pertenecer, no tan solo a creer, no somos llamados a vivir como el llanero solitario; si no, a pertenecer a la familia de Cristo y ser miembros de su cuerpo.

El bautismo es un símbolo de comunión, este hace visible la incorporación de una persona al cuerpo de Cristo, cuando alguien se bautiza, lo presentamos y le damos la bienvenida a la familia de Dios, no estamos solos, Ef. 2:19 “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios”; la iglesia existe para ofrecer comunión a los creyentes.

 

Quinta Tarea

ENSEÑANDOLES QUE GUARDEN

Mt. 28:20 Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado...

La palabra que comúnmente usamos para este propósito es DISCIPULADO. La iglesia existe para edificar o educar al pueblo de Dios; el discipulado es el proceso para ayudar a las personas a que se parezcan más a Cristo, en sus pensamientos, en sus sentimientos y en sus acciones. Este proceso comienza cuando una persona nace de nuevo y continúa a lo largo de toda su vida, Col. 1:28 “A quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre”.

Como iglesia no solo estamos llamados a alcanzar a la gente, sino, también a enseñarles, esto es a través del discipulado. “es responsabilidad de la iglesia desarrollar a las personas para que lleguen a la madurez espiritual” Ef. 4:12-13 “A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”.

 

El ejemplo de esta tarea lo encontramos en la iglesia de Jerusalén, descrita en Hch. 2:1-47, ellos allí “se enseñaban los unos a los otros, adoraban, ministraban y evangelizaban”; hoy en la actualidad, los propósitos de la iglesia evangélica deben ser los mismos, sin importar los tiempos modernos que estemos viviendo.

 

Hoy la iglesia existe para:

  1. Adorar  Celebremos su presencia.
  2. Comunión – Incorporamos las almas (animar).
  3. Evangelismo - Comunicamos su Palabra.
  4. Servicio - Demostramos que Dios ama.

Discipulado - Educamos al pueblo.

 

 

Gloria sea al Rey de reyes, gracias, por TU bendita Palabra.

Oramos a Dios para que esta enseñanza sea de mucha bendición para su vida y ministerio.

 

Pastores:

Rosario y Roberto Peña

I.C.A.D.C.