Tel: 312 203 72 27

E-mail: alientodelcielo@yahoo.com

PESEBRE

Historia: En 1223 San Francisco de Asís dio origen a los pesebres o nacimientos, en una ermita de Greccio. Pero en un principio, la escena del nacimiento de Cristo era representado por personas reales dentro de un establo con animales, no con figuras de cerámica o barro.

En este primer nacimiento, san Francisco ya incluía al buey y al asno, basándose en la lectura de Isaías: "Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no discierne" (Is. 1,3). (Esta cita nada tiene que ver con el nacimiento de Cristo, es una mala interpretación). Aunque estos animales ya aparecen en el "Pesebre" del siglo IV, descubierto en las catacumbas de San Sebastián en 1877. (del cual no se sabe nada).

Posteriormente en el siglo XIV, la idea de los nacimientos o belenes se consolidó como tradición en la península itálica. En Nápoles, el rey Carlos III promovió la difusión de los nacimientos en España. Aunque los frailes franciscanos ya empezaban a difundirlos desde el siglo XIII, al igual que en Alemania.

Con las modas renacentista y barroca, la decoración de los nacimientos cobró fuerza y se volvió un arte. En América, los franciscanos usaron los belenes como método de evangelización. Fue allí donde comenzaron a ser anacrónicos, ya que incluían animales y plantas americanas, que en Palestina no se conocían en tiempos de Jesús, como los guajolotes, magueyes y nopales.

Posible Origen: El posible origen de utilizar un recién nacido para simbolizar el comienzo de un nuevo ciclo surgió en la antigua Grecia alrededor del año 600 a.C. En las fiestas dionisiacas, era costumbre hacer desfilar, como homenaje a Dionisio (En la mitología, Dioniso es el dios del vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis, y un personaje importante de la mitología griega. Fue también conocido como Baco y el frenesí que inducía, bakcheia. Es el dios patrón de la agricultura y el teatro. También es conocido como el ‘Libertador’, liberando al hombre de su ser normal, mediante la locura, a través del éxtasis o el vino. La misión divina de Dioniso era mezclar la música del aulos (Lira) y dar final al cuidado y la preocupación. Los investigadores han discutido la relación de Dioniso con el «culto de las almas» y su capacidad para presidir la comunicación entre los vivos y los muertos).

Llevaban un bebé en un cesto de juncos, en representación del renacimiento anual de Dionisos, que representaba la fertilidad. En Egipto se efectuaba una ceremonia similar representada en la tapa de un sarcófago que hoy se encuentra en un museo británico. Dos hombres, uno de ellos viejo y con barba y el otro en el apogeo de su juventud, aparecen en él portadores de un bebé en un cesto de mimbre.

Tan corriente era el símbolo del bebé del Año Nuevo en tiempos de los griegos, egipcios y romanos, que la primitiva Iglesia católica, permitió a sus miembros la utilización del bebe de año nuevo, si estos admitían que el bebé no era un símbolo pagano, sino la representación del Niño Jesús. La imagen moderna de un bebé en pañales, se origino en Alemania, en el siglo XIV, y apareció sucesivamente en ilustraciones y en canciones de la época.

En Venezuela se realiza la ¿paradura del Niño? desde el 1 de Enero hasta el 2 de Febrero en la cual se levanta al niño del pesebre y se le reza un rosario.

La Palabra: La palabra pesebre significa: Especie de cajón generalmente de madera en que se les echa la comida a los animales. En uno de esos cajones es donde puso Maria a su hijo recién nacido, porque al no tener sitio en la posada, tuvieron que guarecerse ella y José en una cueva de la montaña, de esas que aprovechan los pastores como cobijo para ellos y sus rebaños. "Y dio a luz a su hijo primogénito, y le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, por no haber sitio para ellos en el mesón" (Lucas 2: 7). La palabra latina es praesepe, praesepis. Su significado básico es, evidentemente, cercado o lugar cerrado en que se recoge el ganado, establo, cuadra, etc.

También se cree que el primer nacimiento se construyó en Nápoles, Italia, a fines del siglo XV, y que las figuras que lo conformaron eran de barro.

San Francisco de Asis, en el año 1219, luego de haber formado una nueva congregación religiosa basada en la pobreza absoluta, partió a Oriente y pudo visitar los lugares donde estuvo Jesús. El recuerdo más intenso de aquel viaje fue la gruta de Belén, donde el Señor quiso nacer en la pobreza más grande. Un día, un hombre rico, llamado Juan le preguntó a Francisco qué debía hacer para imitar a Jesús. Francisco le dijo que se preparara para la Navidad, y así este hombre hizo construir un establo y ordenó que llevaran heno, un buey y un asno. Así la noche de Navidad de 1223, muchos pastores y gente pobre fueron a la gruta que Juan había preparado para Francisco. Allí, con el permiso del Papa, Francisco celebró misa. La emoción fue tal que Francisco se sintió él mismo un niño y comenzó a balbucear como uno de ellos. Entonces pudo verse dentro del pesebre un niño hermosísimo dormido, al que Francisco, sosteniéndolo en sus brazos, intentaba despertar de su sueño.

Vanidad de vanidades
Vanidad de vanidades